© 2016 by Nueva Perspectiva

Nueva Perspectiva Centro Psicológico c

Cedral 230 Col. Mitras Centro.

Monterrey, N.L. México

FOLLOW US:

  • w-facebook
  • Twitter Clean

Mejora tu vida manejando tus emociones

 

Muchas personas se ven afectadas en su vida cotidiana por no tener un adecuado manejo de sus emociones, situación que puede afectarles en sus relaciones con los demás, pareja, trabajo, familia. Pero es importante comenzar entendiendo lo que son las emociones…

 

Por definición, las emociones son la respuesta afectiva ante las situaciones que se nos presentan. Pueden afectar la concentración, toma de decisiones, y producir fallas en la actividad en general.

 

 Las personas respondemos a las emociones de distintas maneras; algunos son más sensibles que otros. Y no es algo “malo”, cada persona es diferente y tiene diferentes recursos para enfrentarse a lo que siente.

 

Es muy importante comprender que aunque la capacidad de sentir emociones es innata, el modo de reaccionar a ellas no, este puede ser aprendido o influenciado por las personas cercanas desde nuestra infancia, muchas veces los padres. Sin embargo las emociones no son buenas ni malas, son algo natural, y tiene su función de estar.

 

¿Y para qué nos sirven las emociones? Veamos algunos sentimientos y emociones, y su función en nuestra vida…

 

El sentimiento del AMOR, por ejemplo es lo que nos mueve y permite definir prioridades en nuestra vida.

 

Sentir ODIO es la contraparte del amor, ya que no podemos sentir odio hacia alguien que no amamos alguna vez, se siente hacia aquellas personas que en algún momento fueron significativas.

 

Se cree que de los sentimientos básicos amor y odio, se derivan las emociones…

 

 La función del ENOJO nos permite identificar cuando alguien está sobrepasando un límite y nos está afectando, el enojo nos señala dónde debemos poner ese límite, también puede estar evidenciando carencias afectivas.

 

El MIEDO es un instinto de supervivencia, aparece cuando percibimos una situación amenazante de la cual nos debemos proteger.

 

La ENVIDIA nos señala algo que deseamos y que lo vemos en el otro. La TRISTEZA profunda puede tener detrás duelos no resueltos, pérdidas que no se han asimilado.

 

El sentimiento de CULPA aparece cuando no nos sentimos bien con nosotros mismos por algo que hicimos o no hicimos.

 

Los CELOS aparecen cuando nos sentimos inseguros y amenazados de perder un lugar en la vida de alguien.

 

Pero aunque las emociones tienen su razón de estar y no son necesariamente “malas”, las consecuencias si puede ser terribles si no logramos tener un adecuado manejo de ellas. Y ¿qué nos impide tener el control de nuestras reacciones?

 

Puede ser que existan REACCIONES APRENDIDAS, patrones que se repiten, maneras de reaccionar que teníamos de pequeños o bien, que vimos e hicimos propias. Otra de las causas de un mal manejo de emociones es que la persona no desee un cambio, porque ni siquiera lo vea como algo necesario.

 

En otros casos esas reacciones tan intensas a una emoción tienen que ver con emociones que se reprimieron en su momento. Aquí aplica el dicho “de piedrita en piedrita, se rompe la bolsita”, y la persona explota por lo que no habló en su momento.

 

También hay quienes se resisten a soltar la “ganancia” que les traen esos arranques y reacciones intensas. Con esto me refiero a que hay personas que intentan sobre llevar o evadir situaciones (consciente o inconscientemente) y lloran o reaccionan con arranques de ira para que no se les exija, y de esa forma tener el “control”. Sin embargo, aunque eviten esa situación por un tiempo, lo que en realidad se pierde es mucho, ya que si no se enfrenta una situación no se puede solucionar.

 

Y hay consecuencias terribles  al no lograr un adecuado manejo de las emociones, y se ven afectadas algunas áreas de la vida: 1) Persona, 2) Pareja,3) Familia, 4) Social / Amigos, 5) Laboral / Escolar

 

Por eso es fundamental  expresar lo que sentimos, ya que al no hablar lo que sentimos, sale de otras formas:

 

-A través de lo que PENSAMOS: Pensamientos negativos, ideas persecutorias, fantasías preocupantes, etc.

 

-A través de lo que SENTIMOS: Sentir miedo, enojo, ansiedad, culpabilidad, de manera recurrente o intensa.

 

-A través de lo que HACEMOS: ACTOS IMPULSIVOS, muchas veces seguidos de SENTIMIENTO DE CULPA.

 

-Y a través de nuestro CUERPO: PADECIMIENTOS PSICOSOMÁTICOS como gastritis, colitis, dermatitis, dolor de cabeza frecuente, dolor de cuello y espalda, entre otros.

 

Con todo lo anterior vemos que las emociones no expresadas o no identificadas y que salen de manera intensa incluso en momentos inadecuados, han perdido su función de estar ya que se vuelven dañinas para la personas y los que le rodean.

 

¿Qué puedes hacer para tener un mejor manejo de tus emociones?

 

Lo principal es identificar y aceptar lo que estás sintiendo… ¿estás molesto? ¿te sientes triste? ¿sientes temor? ¿estás celoso(a)?IDENTIFICAR Y ACEPTAR. Después es necesario detectar  las situaciones o personas que te hacen sentir así, es decir el ORIGEN.

 

Es muy importante que identifiques si hay situaciones a las que  “depositas” emociones que son de otro momento o lugar… y estás reaccionando de una manera que no tiene relación con la situación actual, y muy probablemente hay personas que están pagando los platos rotos por ello.

 

Detecta si tus emociones son aprendidas o influenciadas por alguien cercano a ti, pero que eso no te quite responsabilidad de tus actos, no podemos culpar al pasado de nuestro presente. ¡Toma tu responsabilidad y haz cambios!

 

Algo fundamental es que hables lo que sientes, primeramente contigo mismo para que le pongas nombre a la emoción, y posteriormente hay que hablarlo con los involucrados.

 

Practica nuevas formas de reaccionar. Algo que te puede ayudar es visualizar la situación en la que pierdes el control y hacer ensayos mentales de las formas diferentes  en las que puedes reaccionar.

 

Otra recomendación es que busques canalizar lo que sientes, puedes  practicar técnicas que te permitan relajarte y tener un adecuado control de impulsos, como el yoga, caminar, meditación, etc.

 

Y es muy importante ser paciente, ya que todo cambio es un proceso. Y aunque el cambio siempre es posible, requiere su tiempo de darle atención al problema y reflexionar en los cambios que deseas que se den.

 

Sin embargo, si llevas tiempo tratando de manejar mejor tus emociones y no has tenido un resultado favorable, te recomiendo buscar ayuda profesional. Una terapia psicológica es de gran ayuda en este proceso de cambios,  ya que te permite identificar situaciones que se puedan estar arrastrando, situaciones reprimidas. La Psicoterapia te ayuda a encontrar las herramientas en tu persona para lograr esos cambios.

 

En Nueva Perspectiva Centro Psicológico contamos con los mejores psicológos en Monterrey que estan a la espera que agendes tu llamado.

 

Nueva Perspectiva Centro Psicológico

Tel. 1870.4060,  20827942,  2082.8012 

 

O escribenos en la opcion de CONTACTO en

nuevaperspectiva.net

Please reload

Featured Posts

¿Sufres depresión navideña?

1/10
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square